Playa y verano.

julio 4, 2016 a las 01:22 | Publicado en personal | Deja un comentario

Estoy hasta la punta de la peineta y más allá de los mentefrías que se pasan el verano preguntando si vas a la playa, a la piscina, cuándo te vas a poner morena, todavía estás muy blanco, el sol es bueno para los niños, etc.
No sé si se han percatado que ir a la playa, piscina, etc es un esfuerzo sobrehumano cuando llevas niños pequeños y sobretodo cuando vas sola con ellos. El primer problema viene a la hora de elegir playa. Olvídate de ir a la calita ni al chiringuito ni leches, busca una que aparques fácilmente y que la caminata hasta la orilla sea corta. Segundo, nada de exceso de equipaje…lo justo: sombrilla, sillas ligeras, bolsa con toallas, crema, ropa, comida, etc…los juguetes del niño, y una pequeña bolsa tèrmica que hace de nevera.
Tercero…Ah, se me olvidaba, el niño, para el que ya no te quedan manos y llevas casi atado a tu pantalón o camisa.
Cuando aterrizas con todo en la arena respiras hondo y bebes…porque la lengua la llevas pegada al paladar…y necesitas agua urgentemente.
El niño quiere irse a la orilla, tú no ves la hora de zambullirte en el mar o tumbarte a coger aliento porque aún no te has recuperado de hacer de porteadora. Tras unas horas…ves como te vas quedando sola en la playa con el niño. Si fuera por ti, dormirías allí mismo…porque pensar en recogerlo todo de nuevo y llegar hasta el coche se te hace una odisea que ni la de Ulises. Pero no queda otra. Ya te da igual la tapicería y las alfombrillas tuneadas, metes al niño con 3kg de arena en el coche y 2kg que llevan sus juguetes. Te sacudes, te montas y pones el aire a tope rumbo a casa. ¡Ea! Ya has cumplido campeona. Hasta otro día.image

Cada día 9.

diciembre 30, 2015 a las 02:44 | Publicado en personal | 1 comentario

Cada día 9 me recuerdas que estás ahí, que sigues a mi lado. Te miro con ojos de incrédula pensando que no es verdad, que estoy soñando y a veces no sé muy bien cómo encajar todo esto.

Eres capaz de sacar lo mejor y lo peor de mí. Pero si algo tengo claro es que sabes tocar las cuerdas de mi guitarra, sabes llevar sin riendas, a esta yegua asalvajada y rebelde, por el buen camino. Has hecho cosas por mí que nadie  había hecho antes. Por eso y por todo cuanto siento, doy gracias a la vida por haberte puesto en mi camino.image

Saltan los resortes.

agosto 22, 2015 a las 17:31 | Publicado en personal | Deja un comentario

Después de varios años, demasiado tiempo quizás, vuelvo a retomar muchas cosas. Lo voy haciendo poco a poco, y tras muchas visicitudes, voy logrando encontrarme a mí misma.

En especial, desde hace unas semanas al día de hoy, noto como van saltando algunos de los resortes de mi armadura, de mi represión ante algunas situaciones vividas en los últimos años. El muro que tengo ante mí se va deshaciendo poco a poco.

No puedo decir que el camino hasta aquí haya sido fácil, ni feliz, ni exento de pérdidas y de dolor, pero al menos estoy orgullosa de que ha valido la pena.

Me he cuestionado yo misma muchas veces, he caído en pozos oscuros de depresión y he roto con amistades y familiares tóxicos. He querido saltar al vacío en vez de tomar la mano amiga que me ofrecía su ayuda. Pero he aprendido. He superado esta durísima prueba que la vida ha puesto frente a mí.

Ahora sólo merezco ser un poquito feliz. Gracias “Pelocho” por estar siempre ahí.

image

Salto al vacío…

noviembre 30, 2011 a las 11:53 | Publicado en personal | Deja un comentario

Una vez tomé la decisión de saltar al vacío…sin saber lo que me esperaría en el suelo. Quizás hallara alguna red por el camino que amortiguase la caída, pero las probabilidades eran escasas. Sabía que saltaba sola y sola caería, lo hice totalmente consciente. Y no hablo de saltar por una ventana ni tirarme desde un puente…hablo de tomar decisiones difíciles que entrañan un riesgo considerable y que implican cambios drásticos en la vida.

De un golpe hice saltar toda mi vida por los aires, no quedó nada…ni pareja, ni casa, ni vida, ni nada…sólo mi hijo.

Nunca esperé encontrar a nadie, pero lo cierto es que lo encontré. Estuvo ahi antes, durante y después del salto. Le dije que me vería caer muchas veces y tantas otras levantarme, y así fue. Pero pese a todo siempre estuvo ahí. Sino hubiera sido por esta red, que me abraza a cada salto y a cada caída, hubiera aterrizado en el suelo con un golpe seco.

Sin buscar hallé y sin querer quise, sé que aun en la distancia, está y estará siempre, porque mi red es así…más mía que nunca y que siempre.

Ojalá algún día mi red y mi consuelo de ahora sean mi descanso y mi felicidad de mi mañana.

Con todo el cariño de tu Ary, dedicado a ti, cielo.

 

UNA BONITA AMISTAD…

septiembre 7, 2011 a las 00:26 | Publicado en personal | Deja un comentario

Esta noche puedo decir que soy capaz de ver tu luz, de sentirte, de saber que estás al otro lado y a mi lado a la vez. Esta noche no es otra noche más, es la noche del antes y del después…de lo blanco y lo negro, de todo lo bueno y todo lo malo…y tú estás ahi, en medio de toda esta tormenta que se me viene encima y a la que me siento con fuerzas para resistir en pie. Tú eres parte de mi fuerza y mi valor…sin ti no sería así.

Hoy necesito oir tu voz, como todas las noches…que me susurres al oído cuán importante soy para ti y cuanto te preocupo. Siento que no le importo a nadie tanto como a ti…

Ahora más que nunca necesito tu hombro para llorar y tus abrazos para consolarme. Sé que los tendré hoy, mañana y siempre. Gracias por tu bonita amistad.

Una reina sin trono…

junio 7, 2011 a las 01:56 | Publicado en personal | Deja un comentario

así es como me siento. Como si durante siglos hubiera gobernado mi reino y hubiera tomado decisiones acertadas y complejas sin que me temblaran las manos. Pero un día, aprovechando una ausencia de la reina, un General de mi propio ejército dio un golpe de estado, y destruyó, haciendo añicos, todo cuanto me costó décadas construir. ¡Mi reino hecho pedazos…cuánta tristeza en mis ojos y en la de los míos!

Ahora  vago deambulando en el exilio, con mi heredero en brazos, sin rumbo fijo… lo teníamos todo y ahora no tenemos nada. Todas las puertas se cierran a la que un día fue su reina, y nadie se acuerda de cuánto le deben, ni ella se lo hará recordar…una reina nunca se humilla… siempre camina con la cabeza bien alta…¡aunque calce alpargatas!.

A esta reina no se le caen los anillos por nada, porque la educaron para ser autosuficiente, no necesita a nadie más…a nadie que la traicione denuevo.

Y si es verdad que Dios existe, la verá salir adelante con su infante, más o menos sola, pero con la conciencia tranquila de no deber nada a nadie.

Más y más…

mayo 18, 2011 a las 01:35 | Publicado en personal | Deja un comentario

y más de lo mismo. Decepción por todas partes, ese es el sino de mi vida. Pero, desgraciadamente, esta vez no lo vi venir. Me han apuñalado por la espalda y a traición y sabrá Dios cuántas puñaladas más me esperan antes del final. Mi consuelo es que ya sé de quién no fiarme más y me planteo cuántas otras cosas será capaz de hacer. Lo único que me queda es un expediente disciplinario con no sé qué motivo y por supuesto, el ninguneo barato diario…pero paaaaaaaaaaasoooooooooooo. Soy más fuerte de lo que piensan y me subestiman. Queréis guerra… pues allá vamos, y que Dios os coja confesados a todos.

DICEN QUE LO QUE NO TE MATA TE HACE FUERTE…

diciembre 6, 2010 a las 14:38 | Publicado en personal | Deja un comentario

Y así es. Cada día me hago más fuerte que el anterior. He pasado de un estado de debilidad absoluta a ir recobrando mis fuerzas poco a poco y se puede decir que casi soy la misma de antes, pero más endurecida.

Se endurece el caráter de ver ciertas cosas que suceden a tu alrededor y tú, impotente, viendolas pasar sin hacer nada por la debilidad que tienes en ese momento. Lo cierto es que no se te olvidan nunca. Y cuando te sientes con las suficientes fuerzas, vas haciendo que a cada cerdo le llegue su san Martín.

Mi hijo me ha dado, como no, más ánimo ante las adversidades si cabe, e indiscutiblemente me hace más fuerte frente a los demás. En los pocos días que tiene, me ha hecho no ser tan comedida,  o políticamente correcta en mi discurso frente a otras personas y enseñarles las largas y afiladas zarpas de madre a quien se cruce en nuestro camino.

Hugo es intocable,  por encima de mi vida y de todo y todos los que se atraviesen. Nunca me hizo falta ser madre para saber que esto es así, ya lo sabía desde mucho antes. La sangre tira demasiado, y se nota…ya lo creo que se nota.

Por suerte o por desgracia yo no tuve la oportunidad de que mi sangre me tirase hacia mi familia en la infancia, una abuela despegada, otra despreocupada, tíos y tias ausentes, padrinos sólo de nombre, desavenecias familiares por herencias y líos varios me hicieron renunciar a disfrutar de todos ellos, o de la mayoría de ellos, de su calor y  de su amor. Ahora no quiero que mi hijo pase por esa misma experiencia, pero es algo que no depende sólo de mí.

Me encargaré de su felicidad hasta donde pueda, y lo malcriaré en mis brazos como corresponde, para compensar todo el tiempo que pase sin él, como madre trabajadora que soy.

Dar el pecho es una experiencia maravillosa; crea un vínculo entre madre e hijo aún más fuerte si cabe y te produce una satisfacción inmensa. Por eso nunca entenderé a esas madres egoístas que no dan el pecho a sus hijos pudiendo hacerlo, alegando razones estéticas u otras gilipolleces.

Él nota mi presencia, mi olor, e igual me ocurre a mí, Hugo huele de una manera especial, ¡y no me refiero a las cacotas, jajajajaja!.Huele a mi, a algo mío, a algo que reconozco propio y que distinguiría entre un millón. Igual le ocurre a él. ¡Es algo asombroso!

Su piel es suave, rosada y sus ojos parecen dos faros alumbrando en la noche de tormenta a cada barco que cruza la mar. ¡Qué voy a decir…si soy su madre! Y no es porque yo lo diga, pero es un niño precioso, fuerte y sano, que viene lleno de vida a darme vida y alguna que otra noche en vela, que con gusto, pasaré.

 

Y mañana será otro día…

noviembre 9, 2010 a las 14:46 | Publicado en personal | 1 comentario

porque ya se inició la cuenta atrás de otra etapa de mi vida que concluye. Este es el último post que escribo antes de ser mamá. Experiencia que me asusta y me ilusiona a la vez y que se presenta ante mi como algo nuevo  y desconocido.

A la vez me siento con el valor suficiente para afrontarla junto a aquellos que me quieren  y me apoyan, y sin otros que no han estado cuando debían ni estarán. Siento que era el momento de hacerlo, ni antes ni después.

Sólo me asusta el que algo no vaya bien, ya que hasta ahora todo ha sido perfecto. Pero a la vez me tranquiliza saber que la criatura que llevo en mis entrañas es fuerte y luchador/a, como su madre, y sabrá superar todas las trabas que le ponga la vida. Desde antes de venir a este mundo ya lo ha hecho. Con tan sólo dos meses casi lo pierdo y ante la duda de si seguiría adelante o no, yo supe que lo haría cuando escuché ese corazón tan diminuto latir con tanta fuerza…¡ nunca había escuchado algo así en toda mi vida! Y fue entonces cuando supe que lucharíamos juntos hasta el final.

Y aquí estamos los dos, esperando juntos ese gran momento de estar cara a cara y ver esa cosilla tan chica que me da esas enormes patadas.

DE LA DECEPCIÓN…

octubre 20, 2010 a las 21:01 | Publicado en personal | Deja un comentario

¿A quién no le ha pasado que alguien de quien esperas todo te decepciona? Pues sí, muchas veces en la vida esto pasa, pero, en algunas ocasiones es más doloroso que en otras. Creo que los únicos que nunca me han decepcionado son Piri e Ícara, mis dos pájaros, ellos son incondicionales y lo demuestran día a día con su cariño y afecto. Las personas acaban haciéndolo siempre, antes o después y eso siempre me ha hecho mucho daño.

Esto hace plantearte el orden de tus prioridades en la vida, si alguien a quien das todo, no es capaz de darlo todo por ti, o si antepone otras cosas a ti misma, ¿en qué nivel de prioridad estoy yo para esa persona? …evidentemente no es el mismo que yo le doy. ¿Merece realmente que le tenga en alta estima, o por el contrario, es uno más del montón de gente que tarde  o temprano te decepciona?… Difícil de asimilar.

Las relaciones humanas se basan en la confianza. Y ésta es como un vaso que se va llenando gota a gota de decepciones, mentiras, egoísmos…hasta que un día ya no cabe más y se bosa, se sale, se derrama todo lo bueno, toda la confianza, todo el amor y la lealtad hasta que no queda nada…absolutamente nada. Entonces es cuando la relación se rompe, se resquebraja, se vence, a veces sin vuelta atrás. Es un cascarón de huevo que se rompe y ya no hay forma de volver a meter lo que había dentro, como una inmensa caja de Pandora de la que sale todo lo malo que hay en la relación.

Volver a empezar una y otra vez me cuesta cada vez más, y con cada decepción mi nivel de confianza en la gente es menor cada día. Puedo contar mis amigos con los dedos de una mano y me sobran. El resto son conocidos que tarde o temprano me decepcionaron o que pronto lo harán. Tampoco me quita el sueño, pero dice mucho de la calidad humana de la gente que nos rodea hoy en día.

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.